viernes, 26 de octubre de 2007

Premios Príncipe de Asturias

Siempre he pensado que hay dos maneras de hacer las cosas: bien o mal. Mi pensamiento viene a colación al respecto de los premios Príncipe de Asturias: mal hechos desde sus inicios.

Vale que imiten a los Nobel cutremente, vale. No tengo nada que objetar salvo que es patético. Con eso se puede transigir, pero lo que no resulta comprensible es que, a estas alturas, no tengan un ámbito definido para su entrega. Quiero decir que no puede saltar uno del ámbito planetario al hispanoamericano o al hispano al calorcito de la cosa mediática; porque ocurre que la cosa mediática en este caso es española y queda bastante paleto premiar a geniecillos internacionales junto con Fernando Alonso, la selección española de baloncesto, o los tenores patrios. Lo que es un despropósito se mire por donde se mire.

De los méritos de los premiados bajo el criterio planetario también habría mucho que objetar en algunos casos.

Se nota que Gore no está acostumbrado a la fabada

Pero bueno...que les den premios a quien les venga en gana, pero que no corten las calles. Y es que ayer tuve que dar un rodeo maratoniano para tomar la cañita y pincho en mi bar parroquial. Que transporten a los homenajeados en helicóptero, pero que no ocupen la ciudad toda para entregar cuatro premios chorras que a nadie, pero a nadie, le importan un bledo por mucha pompa con que los adornen.

8 comentarios:

Herodoto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Herodoto dijo...

Tienes toda la razón. El criterio que usa el jurado para otorgar los premios parece más cosa de poderes ultraterrenales que de este mundo. No se explican la gran mayoría de los premios, y si alguna vez existió un criterio mínimamente objetivo, ese criterio está enterrado bajo gruesas capas de polvo. Los ejemplos que has puesto son perfectamente representativos. Claro que tampoco es que los Nobel, a quienes tratan de emular, sean cosa de celebración, ahí está el mismísimo al Gore, entre otros premios de la Paz realmente lamentables...

Por cierto, y perdona por el off topic, pero me estoy quedando flipado con el chisme ese que has puesto que te dice el lugar de las visitas. Nos vienen a leer desde Estados Unidos, toda iberoamérica, Suecia, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Lituania, hasta 2 visitantes de la república de corea. ¿Pero esto qué es?

Eustaquio dijo...

Pues hace alrededor de un anyo dijeron en el New York Times que la entrega de los Premios Principe era el evento cultural mas importante del mundo! Y hace poco lei tambien que dentro de 10 anyos superarian en presitigio a los Nobel. Cuidado...

PD A mi tambien me sorprende lo del mapa, sobre todo que no tengamos ningun visitante de Australia.

Agua dijo...

Pues a mí me parece bien todo lo que consiga que ocupen los medios de comunicación quienes lo merecen más que otros.

Además, cada premio de cada país, representa en cierta forma, la ideosincrasia de la sociedad de ese país.

Que mucho abogar por las banderas, pero, casualmente, cuanto más se defienden los símbolos, menos se defiende lo que representan.

Montag dijo...

El criterio es bien sencillo: lo que publica la prensa española. He ahí el criterio.

Criterio que podría tener algún sentido si el ámbito fuese únicamente el hispano. Si sale Alonso en los periódicos se lo damos a Alonso; si sale el Doctor Grijander: Premio Príncipe de Asturias a la Investigación Científico-Técnica del Doctor Grijander.

Pero no, mezclan la selección de baloncesto, porque gana un mundial, con Hawkings. Mezclan lo inmiscible.

Sobre lo del New York Times y sus sandeces estoy por asegurar esas loas tendrán su origen en que se premió a alguien, el que fuere, relacionado con ese periódico.

Al respecto de los asombros de Herodoto: asombrame de los asombros.

Un peruano llega aquí vía Vargas Llosa y un alemán gracias a mi alias: Montag.

Nuestro lector coreano o bien es hispanohablante o bien está en ciernes de serlo o bien son dos coreanos que entraron por casualidad.

Porque la mayoría entran y se largan.

Eso sí, nuestra lectora sueca es sueca y no de Lugones. He ahí la razón del geolocalizador.

Un saludete a todos: suecos, alemanes, españoles, bosquimanos, etc, etc, etc...

Montag dijo...

Obviamente quise escribir Hawkins y no eso tan raro que puse.

Montag dijo...

Joer...Hawking.

Agua dijo...

Ah, pues yo estaba en que era Hawkins. Bueno es saberlo.