miércoles, 3 de octubre de 2007

Ye un hijoputa



Cosa tan fea fue lo que le llamó hace unos días en Oviedo el célebre cantautor Víctor Manuel a Martínez Camino, portavoz de la Conferencia Episcopal, en presencia de las más altas autoridades asturianas entre las que se encontraba el mismísimo presidente regional: Tini Areces.

Eso tan desagradable le dijo Víctor al tal Camino. Y gran ovación cosechó por su talante y su defensa del progresismo ante la carcundia facciosa. Según los medios, el mantenido aplauso llegó justo después de estas palabras del cantautor: "que salga el portavoz de la conferencia Episcopal, Monseñor Juan Antonio Martínez Camino, diciendo que no hay que dar unos euros a las madres solteras... eso es ser un hijo de puta".

Palabras no del todo exactas las que recogen los medios, ya que en realidad le insultó a lo regional siendo ese texto una mala traducción a la lengua del imperio. "Ye un hijoputa" fue exactamente lo que dijo si es que no me han informado mal.


-¡Ye un hijoputa, un fascista, un cabrón...
ye muy malu muy malu el curón!.


En el caso de este hombre se junta el hambre con las ganas de comer. O la inquina contra la Iglesia característica de todo buen progre con las ganas de venganza, pues fue la emisora de los obispos la que descubrió esta interesante coplilla titulada Un Gran Hombre dedicada al dictador Franco.

Descubrió la emisora episcopal que Víctor Manuel es un antifranquista convencido, sí, pero sólo desde que se murió Franco. No es ni mucho menos el único. Miles pertenecen a su mismo club.

Pero he aquí que, para más delito, lo que dijo el tal Camino fue lo siguiente...

La Iglesia desea que se ayude a todos los niños, independientemente de las condiciones en que hayan sido traídos al mundo. Para su dignidad personal no importan las condiciones en las que hayan sido engendrados y por lo tanto hay que ayudarles a todos”.

No veo yo discriminación a las madres solteras por ningún sitio. Y dijese lo que dijese el portavoz tampoco creo que sea merecedor de calificativos tan gruesos. Hay que tener un poco de talante y guardar las formas, Víctor. No puede uno ir insultando por ahí a cura sí y a cura también, que no estamos en el 34.

Lo que procede, Víctor Manuelito, es que pidas disculpas independientemente lo que haya dicho el portavoz de marras.

Aunque seguro no lo harás porque como buen izquierdista que eres de ética vas sobrao.

Pero sobradísimo que vas.

7 comentarios:

nuw_idol dijo...

En cierta ocasión leí una entrevista que le hicieron en "La voz de asturias" en donde venía a justificar su periodo de cantos franquistas como algo impositorio para la clase "artista" de aquella época.La defensa común para todos estos.

El hombre "ye roju" y de los de
"abuelu" como ZP. El abuelu tenialu enterrau en una fosa cerca de la manjoya,si no me fallen les memories.

Lo que le pasa al bueno de victor(como artista) es que ya está en periodo de homenajes y de tirar de la teta de la SGAE. Ye eso.

Montag dijo...

Tanta imposición no sería cuando no todos los artistas del momento le cantaron lamecúlicas loas a Franco. Además se podía decir no porque siempre se puede decir que no. Obviamente tal cosa conllevaría represalias que en el caso de Víctor Manuel se materializarían en algunos minutos menos en las radios y televisiones.

O lo que es lo mismo: algo menos de pasta gansa en la cuenta corriente. Ni de renunciar a eso fue capaz.

Otros sí fueron capaces; como por ejemplo algún amigo suyo que se negó a cantar en cierto festival.

Como dices: disculpas. Pero disculpasno ya absurdas sino obscenas. Este señor no hace mucho participó en un homenaje al Consejero de Orden Público de la Junta de Defensa de Madrid y que responde al nombre de Santiago Carrillo, hombre que fue el directo responsable de la seguridad de unos 5000 abuelos que aparecieron todos fusilados en Paracuellos.

Él dice que no ordenó nada, decir lo dice. Pero la cuestión es que las órdenes estaban firmadas por su segundo al mando -Serrano Poncela- y que él era el directo responsable de la seguridad de aquellas gentes.

Por cierto que según el Alto Comisionado para las Víctimas del Terrorismo los buenos estaban todos en aquel sarao homenajeando al "demócrata". Por exclusión deducimos que quien no le tenga en alta estima y no se apuntase al festejo es malo málísimo.

¿Que qué quiero decir con todo esto me preguntas...?

Pues muy sencillo: que no es la SGAE.

Es, querido amigo, un país profundamente enfermo.

Herodoto dijo...

"En 1968 se presenta de nuevo al Festival del Atlántico con El cobarde y El tren de madera. Gustan mucho al público, pero no a las autoridades de Canarias, que tachan a la primera canción de antimilitar. En principio esta canción era la ganadora, pero no aceptaban esa letra y se volvió a votar. Además Víctor casi es empapelado, pero un componente de Los Sabandeños a quien le había gustado El tren de madera consigue que no le pase nada. Se empieza a conocer el nombre de Víctor Manuel, más que por sus canciones por el revuelo armado."

http://es.wikipedia.org/wiki/V%C3%ADctor_Manuel_%28cantante%29

VICTOR MANUEL - EL COBARDE

Vivo en mi pueblo pequeño,
la fe, la alegría, la paz del hogar hay una niña morena
que tras el trabajo me llena de paz,
hay una ermita en el monte
que todas las tardes escucho cantar
y aquel arroyo tan claro que riega los campos que son nuestro pan.

Era la tarde un suspiro
y aquellos soldados llegaron acá, quietos los niños y viejos,
la gente más joven tendrá que luchar,
tiembla el fusil en mi mano,
cerrando los ojos disparo al azar
bala perdida que mata a cualquier
inocente con ansia de paz.

¿Por quién lucho yo si en mi corta vida
no existe rencor?
¿Por quién lucho yo
que vivo la vida con fe y con amor?
Juan, debes de callar,
esto es una guerra no lo has de olvidar
Juan, trata de olvidar
a aquella muchacha, la paz del hogar.

Llegan los años de cárcel,
yo soy un cobarde no quiero matar,
dicen que nuestros soldados
ganaron la guerra, renace la paz,
vuelvo a mi pueblo pequeño,
la gente sonríe y murmura al pasar,
mira aquel joven cobarde
que vuelve la espalda en vez de luchar.

Dejo con pena las cosas
que fui levantando, y solo sin más,
vivo aquí arriba en el monte
soñando que un día pueda regresar.

Montag dijo...

No, si canciones 'reivindicativas' tiene. Hizo carrera musical durante la dictadura pero tener las tiene. Y muchas.

Pero ocurre que en sus comienzos también tenía de las otras. Lea y pásmese...

"Hay un país que la guerra marcó sin piedad.

Ese país de cenizas logró resurgir.

Años costó su tributo a la guerra pagar.

Hoy consiguió que se admire y respete su paz.

No, no conocí el azote de aquella invasión.

Vivo feliz en la tierra que aquél levantó.

Gracias le doy al gran hombre que supo alejar esa invasión que la senda venía a cambiar.

Otros vendrán que el camino no habrán de labrar.

Él lo labró, a los otros les toca sembrar.

Otros vendrán, el camino más limpio hallarán.

Deben seguir por la senda que aquél nos marcó.

No han de ocultar, hacia el hombre que trajo esta paz, su admiración"

A mí esta letra tan lamecúlica me recuerda mucho al 'Dies Irae' de un autoproclamado 'niño republicano', no sé a usted.

Y no es mi intención echarle en cara esto a Víctor Manuel. No le puedo recriminar nada ya que se podía decir que no pero casi todo el mundo en España dijo que sí y agachó la cerviz. Además, pese a hacer carrera musical en la España de Franco, es justo puntualizar Víctor Manuel no fue, ni mucho menos, el que más se postró.

No, lo que le recrimino a Víctor Manuelito es otra cosa. Le recrimino que viva en su mundo maniqueo y se crea legitimado para insultar a un señor sin ni siquiera saber lo que ha dicho ese señor.

"Es un obispo ergo es malo porque es de los que mató a mi abuelo", así piensa Manuelito...y también Zp.

Así piensan ellos y así piensan legiones y legiones de ágrafos que creen ser de izquierdas es algo así como un título nobiliario y que identifican de forma automática toda discrepancia de la consigna ovejera con el recalcitrante fascismo.

Montag dijo...

Le voy a contar, o mejor dicho te voy a contar pues ya es hora de dejar el tuteo, una anécdota muy clarificadora sobre el mensaje que pretendo transmitir.

Yo vivo al ladito de donde es originario Victor Manuel, a unos pocos kilómetros. Por ello cuando era púber me instruyeron en un colegio de las Cuencas Mineras. No soy el único alumno de ese colegio pues me parece por aquí, por este mismo foro, pululan de vez en cuando otros.

La cuestión es que en ese colegio el director -repito: el director- después de una charla en la que nos instruyó maravillosamente sobre el origen de la riqueza -esto es: el robo al trabajador por parte del empresario de parte de su trabajo- apostilló al finalizar para rebajar la dureza de su diatriba que no nos confundiésemos porque también existían "ricos buenos".

La frase fue, y la recordaré mientras viva: "aunque también existen ricos buenos como Sabina y Víctor Manuel".

Herodoto dijo...

La letra de la cancion a Franco ya la conocía, el pasmo lo pasé hace mucho tiempo. Solo pretendía evitar que cualquiera pensara leyendo este hilo y no conociera a Victor Manuel que éste fue siempre un fiel siervo de la dictadura hasta la muerte de Franco, para luego cambiar de chaqueta y pasar a servir a otros. El peloteo servil a Franco le duró muy poco.

Montag dijo...

Víctor Manuel cantó ese engendro e hizo carrera musical durante la dictadura. Y en cualquier dictadura, la que fuere, para hacer carrera no te puedes oponer ni frontal ni lateralmente al dictador de turno.

Eso sí, jamás pretendí hacer creer fue un lacayo de Franco porque no lo fue. La historia de Víctor Manuel es la historia de muchos españoles que tuvieron que tragar sapos para salir adelante durante la dictadura.

Bueno...salir adelante o ganar buenos duros.

Ahora bien, que no nos venga con estas cosas de los Carrillos y los hijos de meretriz...que no quiera blanquear su sepulcro ya que no es necesario lo blaquee por lo colectivo del pecado.

Lo de Víctor Manuel es como lo del librero de Franco que en ocasiones veía franquistas: ridículo. Así que cada palo que aguante su vela y guárdense los conversos sus declaraciones de fe.

Porque no sé tú pero yo ya estoy de Franco y de los 'rojos' hasta la mismísima bolsa escrotal.