lunes, 30 de junio de 2008

Lugares comunes

Ya que estoy aburrido les contaré algo. Y ese algo no será la derrota de la selección española de balompié por 2 a 1 frente a Alemania. No hablaré del fútbol no vaya a soltarme alguien que España ganó ese partido en lugar de perderlo aún cuando todo, según ese Aristóteles redivivo llamado Zp, es opinable.

Ya que todo es opinable menos el fútbol que es abominable opinaré sobre lo que en apenas tres días me han discutido dos veces. Esto es: sobre el “Spain is different”.

Spain parece ser different por el fervor patriótico al que algunos imbuye la Eurocopa y que les hace afirmar sin sonrojo España es el país donde mejor se come y al que más le va la fiesta. Estas dos afirmaciones a veces se concentran en una: España es el mejor país del mundo para vivir.

Pero no, ni el mejor ni el peor es. Lo que ocurre es que antes del "Spain is different", antes de la propaganda del régimen de Franco para llenar las playas de turistas, España no era ni mucho menos tan different como lo es ahora. Antes del turismo masivo ese lugar común ni era tan común ni a los españoles les iba tanto la fiesta, ya que poca fiesta y vianda podían permitirse.

Tío Gervasio es un marchoso, como todos los españoles

Por supuesto cuando salen a colación las virtudes patrias sale también lo perverso que es Mordor. O lo que es lo mismo: los USA. Nuestra arcadia festivo-gastronómica ha de oponerse a aquello que conceptualmente la niega, por ese motivo salen a relucir todos los tópicos de la propaganda progre antiuseña: allí la gente no come más que basura, los pobres se mueren por la calle por falta de asistencia y los que no se mueren, pobres o ricos, están todos agilipollados.

Resumiendo: que no se vive como en España porque España es el mejor lugar para del mundo para vivir.

Casi triplican nuestra renta per cápita y todo se lo compramos a los USA; muchos de nuestros saraos son de importación norteamericana o europea incluidas las discotecas...pero es España el mejor lugar del mundo para vivir.

Si lo niegas: es que no has estado allí. Quien te suelta que no has estado allí tampoco estuvo, sí, pero tú no has estado y por tanto nada puedes saber.

Si confiesas que no has estado porque no te gusta viajar entonces ya... ¡ya es el no va más!. Ni te gusta el fútbol ni viajar: más raro que un perro verde eres. Porque viajando se aprende un montón, no sé si lo sabrán ustedes. Viajando se aprende: lugar común de toda la vida. Nadie me ha concretado jamás ninguna enseñanza que le haya permeado viajando a ningún sitio; todo son anécdotas chorras sobre camareros y guías que balbucean español...pero viajando, se aprende.

Maestros multiculturales en pleno frenesí pedagógico

Y ahora, para finalizar, tres conceptos, tres...

Definición antropológica de cultura: todo conocimiento transmitido socialmente. Un sistema de producción conlleva una base cultural. Las diferencias entre los diversos países europeos y el Satán useño resultan irrelevantes pues cada cultura está acotada por la contingencia de una determinada estructura de producción, que en este caso es la industrial-capitalista.

España: nación histórica y política cuyo hecho diferencial radica en que la gente cree decir algo cuando no dice absolutamente nada. Nación que, con toda probabilidad, no es el mejor lugar del orbe para vivir.

Viajar: viajar es una mierda. Viajar no vale para nada que no sea para percatarse el mundo es en su mayor parte un lugar feo y sucio y para dar el coñazo a los amigos y familiares cuando se está de vuelta.

2 comentarios:

Herodoto dijo...

De acuerdo con tu definición de cultura, pero me gustaría acotar una cosa: cuando se echan pestes del Reino de Mordor en occidente, al mismo tiempo que se cantan las alabanzas hispanas, se hace, creo yo, mediante un acto de mala fe. Quien así actua es perfectamente (in)consciente conocedor de que la magnifica Icaria Hispana es culturalmente identica al pérfido Mordor. Pero no queriendo reconocer la putrefacción de su Icaria, la proyecta toda ella sobre Mordor. Esto es nacionalismo en el mismo sentido que señalaba Shopenhauer cuando decía:

"Todo el que posee méritos personales distinguidos, reconocerá más claramente los defectos de su propia nación, puesto que siempre la tiene presente a la vista. Pero todo imbécil execrable, que no tiene en el mundo nada de lo que pueda enorgullecerse, se refugia en este último recurso, de vanagloriarse de la nación a que pertenece por casualidad; en eso se ceba, y, en su gratuidad, está dispuesto a defender (con manos y pies) todos los defectos y todas las tonterías propias de esta nación. (Schopenhauer. 1998: 38)."

Por cierto, esta cita suele ser manipulada poniendo solo pa parte que he marcado en negrita, alterando así el sentido de lo que quiso decir Shopenhauer.

Montag dijo...

Hay muchos inconscientes, no creas. Pero sí, conscientes también haylos a patadas.

Y muy bien que has traído a Schopenhauer, sí señor.

Saludos.