jueves, 26 de junio de 2008

¡España!

No soy yo ni muy futbolero ni dado a fervores patrióticos, pero bueno, hoy la selección española de futbol tendrá la primera oportunidad de llegar a la final de algo desde la Eurocopa de Francia, 24 años ha. Y es una muy buena oportunidad, así que a ver si esta noche no la cagan. Suerte y buen futbol.

9 comentarios:

Montag dijo...

¿¡Pero qué España o Españo!? Once futboleros oligofrénicos; eso es lo que son.

Estos delirios colectivos de verdad que no los entiendo. No entiendo la alucinación que consiste en identificar una selección de balompié con una nación. Y es que si representan algo esos señores es al fútbol español. Pero no: a España toda representan.

Pues bien...a España toda menos a un servidor. No quiero saber nada de esa pandilla de oligofrénicos futboleros.

Del repelús que les tengo casi estoy por soltar un "¡Viva Rusia!" a lo Pasionaria.

P.D.

Y encima teletransmitido a toda onda hertziana...¡argggghhhh!

Anónimo dijo...

La verdad es que es complicado seguirte en este tema. No hace mucho me decías sobre los triunfos de Fernando Alonso, que unian al pais y todas esas cosas, y por eso el fenómeno Alonso era positivo. Ahora reniegas de la pasión futbolera nacional,mientra el nacionalismo secesionista se pega cabezazos, sin congoleños por el medio,y con una pasión que por cierto está llenando las calles de unión alrededor de unos colores y con una selección de fútbol que representa a un pais precisamente en eso, en el fútbol, que no es gran cosa, pero es algo. Como el otro, el Alonso, se representa asímismo, a la España que quiera representarse en él y a una escudería francesa, dando vueltas a un circuito en un coche incomodísimo mientras barruntan los motores milenta de revoluciones. Muy respetable para quien lo quiera respetar.

Pa mi que tienes algún trauma futbolístico y no me lo quieres contar pillastre. ;)

Yo lo único negativo que le veo a todo esto, es que mientras exista selección triunfadora, menos páginas para hablar de las miserias del gobierno y mejor cara para el mongol de la moncloa. Por lo demás, que la gente lo disfrute si quiere disfrutarlo.

A mi la verdad es que el fútbol me pone y mucho.

Saludos.

zprisima dijo...

el anónimo soy yo

Herodoto dijo...

Montag, es que, mucho temo, el nacionalismo es básicamente esto. Una sublimación del sentimiento de pertenencia a una tribu. Ayer, despues de ver el partido, di una vuelta por las zonas de Madrid que siempre salen por televisión tras estos acontecimientos... mereció la pena hacerlo, es algo que no puedes entender simplemente viendolo por la televisión. Vi muchas barbaridades, pero dos me llamaron particularmente la atención. En una pequeña fuente había 4 personas bañándose y jugando a dejarse deslizar por una rampa lateral bastante empinada hasta ser frenados por el pedestal de una estatua que había por ahí justo a pie de fuente. Despues de tan grande proeza se levantaban para volver a la fuente. Hasta cuando me marché todos habían conseguido frenar con su espalda y ninguno con su nuca.

Pero la demencia total fue en Atocha. Montones de tipos borrachos como cubas toreando con banderas de España a los coches que pasaban por ahí, algunos de ellos supongo que conducidos por tipos tamb ien como cubas. Supongo que los hospitales madrileños tendrían anoche bastante trabajo.

Aun eran las 12 y la cosa tenía pinta de no haber hecho más que empezar. Mi intención era tomar alguna copilla por los bares de la zona para volver a Atocha un par de horas más tarde, presumía que el momento culmen sería sobre las 3 o las 4. Por desgracia la persona que estaba conmigo se encontraba bastante mal y fuimos a dormir.

Tambien por desgracia no llevé mi cámara de fotos, llevé mi movil, pero las fotos que hace de noche son bastante malas. Se lo mucho que os gustan mis reportajes, así que lo siento...

A lo que iba. Intenta explicar a alguno de esos energúmenos la diferencia entre la nación política y la nación étnica. Explícales cual de las dos es la que mola y por qué. Supongo que ya sabrás el resultado... y es que el nacionalismo, como decia al principio, es sentimiento de pertenencia a la tribu. Lo demás, fabulaciones metafísicas del romanticismo que tal vez tuvieron su razón de ser en su tiempo, cuando había que convencer a los ciudadanos de que habían dejado de ser subditos. Hoy, tales fabulaciones ya solo sirven como instrumento de confrontación. Despojada la nacion de ese elemento, solo queda la tribu, lo que tu llamarías nación étnica.

P.D. Y este domingo, a por los alemanes.

Montag dijo...

Sí, has dicho bien: quien quiera disfrutar que lo disfrute. El problema está en que yo no lo disfruto sino que lo detesto y no puedo escapar del omnipresente balompié.

Yo de Alonso dije lo siguiente: que me gustaba porque llegó hasta donde llegó sin apoyo 'institucional', porque decía lo que pensaba y porque llevaba la banderita en el caso.

Porque ocurre que a Alonso no le pagan por llevar la banderita en el casco. Alonso, representándose a sí mismo y no a España toda, se pone la banderita en el casco de gratis porque le da la gana.

Y los futboleros gratis no nos salen. Los futboleros cobran un pastizal además de promocionarse en estos eventos. Tanto es así que jugar para la selección española jugaría Otegi si se lo pidiesen. No es ningún acto de voluntario y gratuito patriotismo sino que es puro interés.

Resumiendo: no quiero fútbol; no quiero telepantallas. Disfrutadlas pero no me las acerquéis, por Dios.

Saludos.

Picaud23 dijo...

/Ignore Montag

zprisima dijo...

Yo de Alonso dije lo siguiente: que me gustaba porque llegó hasta donde llegó sin apoyo 'institucional', porque decía lo que pensaba y porque llevaba la banderita en el caso.

Porque ocurre que a Alonso no le pagan por llevar la banderita en el casco. Alonso, representándose a sí mismo y no a España toda, se pone la banderita en el casco de gratis porque le da la gana.


Hombre, eso es un pelin injusto. Independientemente de que los jugadores de la selección cobren o no por llevar la banderita o por representar a su país, seguro que muchos de ellos sienten la bandera española tanto o más y no haría falta que les pagasen por llevarla cuando representan a su país. El caso de Raúl máxime. Para muchos es un orgullo representar a la selección de su país porque se sienten españoles,más allá de las pelas que puedan cobrar, que las cobran desde luego. Igual que para Alonso, supongo que será una satisfacción poner la banderita porque se siente español.También habría que saber si el estado o la federación española de automovilismo le paga por hacerlo, que este hombre cobra hasta por respirar. Y hace muy bien por otra parte.

Son dos deportes muy distintos, uno individual,muy empresarial,de lujo que es la Fórmula Uno, en donde efectivamente cualquier gesto del piloto por reconocer sus orígenes es de agradecer a ese nivel de elitismo.

Saludos.

RUTH dijo...

Y VAYA POR FIN GANAMOS ALGO,SOLO FALTA NO PERDER MAÑANA

Herodoto dijo...

Bueno, pues felicidades.