lunes, 24 de septiembre de 2007

La fortaleza y lo difícil


Fíjense bien en la bandera que ondea al frente del Ayuntamiento de Lizarza y que tanto batasuno observa con aviesa intención. Bandera que en según qué lares más que símbolo nacional se ha convertido en símbolo de la libertad.

Esa enseña que ondea al viento prueba inequívocamente que, con algo de valor, lo difícil, señor Bermejo, no lo es tanto.

Ya lo dijo un latino: la perversidad hace el mal, la debilidad lo consiente y la ignorancia lo aplaude.

2 comentarios:

nuw_idol dijo...

Lo que es impresionante es que exista gente capaz de aguantar la presión de tanto subnormal, sólo para defender la libertad de pensar en libertad, que debería ser lo mínimo garantizado.Muchos largaron por patas y es comprensible. A otros los mataron por ser almas libres. Y otras gentes, como la alcaldesa de este pueblo,aguantan a tanto necio con fuerza y valor admirables. Se merece un brindis la señora.Vaya ovarios.

Montag dijo...

Cierto. Dije un poco de valor y la señora tiene un mucho.

Pasa lo mismo con otra señora que responde al nombre de Rosa y que precisamente por no ser débil está ahora donde está.

Un brindis por ellas.