sábado, 29 de septiembre de 2007

Xenu

Como lo prometido es deuda vamos a contar hoy la historia cienciológica de Xenu, el emperador galáctico. Absurdidísima historieta que es base doctrinal de eso que llaman Cienciología; secta o lo que rayos fuere fundada tiempo ha por un escritor cutre de ciencia ficción llamado Ron Hubbard.

La historia que van a leer parece de chiste, pero no lo es. Es la suprema verdad revelada a los cienciólogos en los últimos grados del invento cienciológico. Tanto es así que llegaron a censurar la página de Andreas Heldal-Lund, que es donde estaban los documentos que narran tamaña majadería, por vulneración del copyright.

Y ahora procederé no sin antes aconsejarles que se agarren fuerte a la silla porque la cosa tiene tela marinera.

Verán, hace exactamente 75 millones de años el universo todo estaba gobernado por el malvado emperador Xenu. Ese universo de antaño tenía exactamente 76 planetas habitados. Y muy habitados, ya que cada uno contaba de media con 178 billones de habitantes. Billón americano, eso sí.

Imagínense a cómo estaría el metro cuadrado de planeta. Ríase uno de la burbuja inmobiliara actual. Hace 75 millones de años ibas a pedir una hipoteca al Santander Galáctico y sí que te crujían vivo.

Para solucionar el problema de la superpoblación Xenu ideó un malvado plan: engañó a sus súbditos y los metió en cargueros espaciales que se parecían mucho a los aviones DC-8 para traerlos hasta la Tierra.

Los cargueros de Xenu eran tal que así

Ya en la Tierra los desembarcó al pie de los volcanes terráqueos para luego detonar el emperador asqueroso unas bombas atómicas.

Pero claro, al hacer esto le surgió un problema: las almas. Y es que quedaron revoloteando por ahí sin saber qué hacer. Por esa razón Xenu instaló en la atmósfera unos dispositivos captadores de almas. Una vez captadas todas las empaquetó y las metió en un cine de tres dimensiones tipo IMAX para que contemplasen falsas imágenes de la pasión de Cristo y del diablo. Cuando acabaron de ver las películas juntáronse -desconozco el motivo- en grupos de cientos llamados Thetans que tienen la mala costumbre de apoderarse de los seres vivos confundiéndoles.

Ergo lo de Dinio, queridos amigos, es obra del malvado Xenu.

Por cierto que extraña la querencia que tienen algunos extraterrestres por la fonética del griego clásico: Xenu, Thetans... Ming rotulaba en inglés, pero a Xenu le iba más lo clásico porque seguro que estaba más leído.

Sea como fuere, de ahí viene la creencia en Dios. Son las almas de los extraterrestres asesinados y engañados por Xenu hace 75 millones de años las que nos condicionan a creer en él, pues están imbuidas por una falsa conciencia al haber visto muchas películas en un cine.

Solo la Cienciología, por módico precio, te las puede quitar de encima para vivir alegre y contento.

No sé ustedes pero yo me lo creo todo. Todo todito todo.

8 comentarios:

Eustaquio dijo...

Yo, lo que no me creo es que pueda haber gente que se crea eso.

Montag dijo...

Como decía el torero: hay gente pa´tó.

Herodoto dijo...

Anonadado me he quedado. ¿La historia de Flash Gordon será anterior o posterior a todo este invento? Lo pregunto porque encuentro muchos paralelismos.

Religión de Cienciología dijo...

Hola Montag, como decia el torero tyambien, hay gente pa to, incluso hay gente que se cree muchas de las chorradas que se dicen en internet y no las contrastan con la fuente correcta. Es una pena la verdad. La existencia de extraterrestres o no, no es una creencia de cienciologia. Yo souy cienciñologo desde hace más de 10 años y te lo puedo asegurar. No tendria por que negarlos si asi fuera. Como hubbard fue escritor durante mucho tiempo, hay gente que intenta denigrar nuestras creencias, (para hacerlas parecer raras) mezclandolas con novelas de ciencia ficcion o incluso inventadose sus propias historias, y por supuesto, luego hay gente que en vez de preguntar a un cienciologos, se las cree.
Anda, visita http://cienciologiahoy.blogspot.com y ahi veras las creencias básicas de cienciologia y de que consta.
Un saludo

Herodoto dijo...

Ya que tenemos a un cienciólogo entre nosotros, quisiera aprovechar para preguntarte qué es la cienciología, qué la caracteriza frente a otros tipos de creencias y religiones. En el blog a que nos remites dice lo siguiente:

De acorde con los escritos de la Iglesia, Scientology se define como sigue:

Cienciología (Scientology): compuesta de la palabra latina "scio" que significa "saber" o "distinguir" y de la palabra griega "logos", que significa "razón en sí" o "pensamiento interno". Se define como el estudio y manejo del espíritu humano en su relación a sí mismo, a universos y a otra vida.

Cienciología es un viaje espiritual: un viaje que implica responsabilidad, comprensión y nuevos niveles de conciencia. Es un viaje que consiste en pasos señalados meticulosamente que, al final, conducen al descubrimiento de la verdadera naturaleza de lo que, de diversas maneras, se ha estado llamando Dios, el Ser Supremo o el Infinito

En definitiva, el mensaje de Cienciología es que el hombre puede encontrar, en verdad, la salvación, no meramente en cierta eternidad futura, sino aquí y ahora.


Encuentro todo esto demasiado confuso, así que tal vez quieras aclararnoslo. Las cosas que no comprendo son las siguientes:

¿A qué otros universos se refiere la definición?

La otra vida ¿Es en este mundo (o tal vez universo) o en otro?

¿En qué consisten esos "nuevos niveles de conciencia" a que se hacen referencia? ¿Tal vez es algo comparable a los efectos producidos por las drogas alucingenas? ¿Se emplean estas drogas en la cienciología?

Se pretende conocer la verdadera naturaleza de lo que "de diversas maneras, se ha estado llamando Dios, el Ser Supremo o el Infinito". ¿Y como es llamado este "ser" en la cienciología?

La pretensión de conocimiento no es en absoluto patrimonio de nadie. ¿Qué aporta entonces de nuevo la cienciología al conocimiento?

Herodoto dijo...

Por cierto, observo que tu, como cienciólogo que dices ser, no tienes problema en negar la historia de Xenu, historia que como nos muestra Montag es tomada como cierta, con multitud de referencias, en la wikipedia. ¿Hay alguna otra persona que sea algo así como "portavoz" de la cienciología que la halla negado?

Montag dijo...

Saludos a todos y en especial a nuestro cienciólogo al que me veo obligado a replicar.

Verá, que no conozca la historia de Xenu puede tener que ver con que esa historia, como ya comenté, se revela en los últimos grados de la Cienciología que no sé cómo los denominarán ustedes.

A Andreas Heldal-Lund le han censurado en su página lo de Xenu no porque fuesen falsedades inventadas para el desprestigio de la Cienciología sino porque los documentos que mostró vulneraban el copyright. La Cienciología lo denunció por el copyright.

Ergo con ello están admitiendo su veracidad. De hecho que yo sepa en ningún momento han negado lo de Xenu fuese una invención. Y no le pego links porque como bien dice Herodoto está por toda la red. Es buscar en el google y encuentra mil páginas.

Comentado el asunto le diré que si a usted la Cienciología le complace, si le aporta algo, pues me parece perfecto. Si le satisface en su caso la Cienciología sirve para algo.

Yo le recomendaría se busque una afición que le llene. No creo haga falta para tener una vida plena ser cienciólogo ni nada que se le parezca.

Usted es dueño de su existencia y de sus gustos y disgustos aunque este servidor le recomienda reflexione sobre una cuestión. Esa cuestión es que a Hubbard sus seguidores le pintan poco menos que como un genio renacentista cuando realmente fue un escritor de novelas de ciencia ficción; y escritor no muy bueno dicho sea de paso. Bien, pregúntese si un escritor de ciencia ficción de tres al cuarto va a descubrir la esencia del espíritu humano materializando sus descubrimientos en religión o filosofía o lo que rayos fuere.

Todo esto tiene pinta de engañifa porque es engañifa. Pero, como le digo, si a usted le complace pues perfecto. La engañifa en este caso sirve para algo.

Y es que en esta vida hay que tener aficiones.

Saludos.

Kike dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!!!!!!

Muchas gracias, me has alegrado un día espantoso...