domingo, 5 de agosto de 2007

Al principio fue el verbo

Sé que debería, si fuese lo que no soy (esto es: una persona sensata), comenzar la presentación de este blog concretando mediante escueta y pedante aletheia las causas existenciales que lo pergeñaron, así como los futuros contenidos del pixelado continente, si es que los hubiera o hubiese.

Por simular sensatez, y también por cortesía, intentaré explicarlo. Lo intentaré aún dudando si conseguiré explayarme convenientemente o si ustedes, queridos lectores, habrán visto demasiada televisión como para entender de lo que les hablo.

Verán, a mí esto de los blogs siempre me ha parecido cosa gilipóllica a más no poder. Entretenimiento vacuo de frikis aburridos con ínfulas exhibicionistas. Y exhibicionistas por egocéntricos. De todos es sabido, creo yo, la escritura es un acto de pura soberbia.

Sobrado voy del pecado del más bello de todos los ángeles aunque, en contradictoria puridad , no encuentre yo mucha razón en mis fueros internos para tan injustificada soberbia. Lo que no sabía, y me aterra, es que estaba tan aburrido y era, ¡ay Dios!, tan sumamente friki.

Pero claro que si ustedes han llegado aquí, y se han puesto a leer semejante bazofiada, es que de frikismo, al igual que un servidor, van sobrados.

Bien, pues aclaradas las intenciones del engendro vamos a hablar de los contenidos del mismo...

A ello procedo: contenidos no tendrá.

Y ahora, y como el orden de los factores no altera el producto y si lo alterase igual me daría, permítanme que me presente...

Saludos queridos frikis aburridos: mi nombre es Montag, bombero pirómano.

1 comentario:

Eustaquio dijo...

Señor Montag, aun a riesgo de parecer otro friki que no tiene nada que hacer, lo cual es cierto en parte, permítame mostrarle mi asombro por una iniciativa tan futil y extraña como la de escribir un blog sin ningún tipo de contenido ni intención, aparte de la de matar el tiempo. Sepa usted que escribir por escribir y hacerlo mal, aunque esto último no parezca su caso, es causa de graves lesiones en algunas partes del cerebro que pueden dar lugar a trastornos graves como un aumento del egocentrismo y una disminución del deseo sexual. Esto combinado con otros factores puede convertirlo en un ser con graves tendencias antisociales que se dedica a crear blogs, leerlos y escribir comentarios, como todos los frikis que están leyendo esto. Así que déjese de tonterías y salga algo por ahí, píllese una buena borrachera y ataque a todas las tías que encuentre. Seguro que al final saca algo más en claro.