sábado, 27 de septiembre de 2008

Tiempos turbulentos para la bolsa

Como todo ingenuo que esperaba hacerse rico invirtiendo en bolsa yo también metí mi dinero en el mercado hace años. Fue después del pinchazo de la burbuja tecnológica, influenciado por los consejos de un barman que pasaba los ratos libres como broker aficionado y que ahora se dedica a quedar finalista en partidas profesionales de póker. La cosa no pintaba bien, teniendo en cuenta que el anterior en seguir los sabios consejos del barman había invertido en Terra cuando las acciones estaban a más de 100 euros (poco después bajaron a menos de 10). Pero como la ambición ciega, me arriesgué. Y me arriesgué tanto que, por eso de que la suerte suele ayudar a los más insensatos, acabé ganando. Al final hice buena la teoría de que los tiempos turbulentos son los mejores para sacar tajada (o perderlo todo).

Pues ahora pasa algo parecido, vuelven los tiempos turbulentos, solo que en vez de a las compañías tecnológicas les toca el turno a los bancos. Y con los tiempos turbulentos vuelve la tentación de invertir de nuevo (para así perder lo que se ganó antes y volver a la cantidad inicial). Como tengo lo que aprendí un poco oxidado, voy a hacer una recapitulación de términos un poco aleatoria para lanzar algo de luz sobre el mundillo bursátil.

- Blue chip: Compañía muy grande y estable cuyas acciones fluctúan poco (ideal para invertir el dinero si lo que se quiere es poco riesgo pero también pocas ganancias, similares a los intereses que dan los bancos).

- Chicharro: Compañía pequeña cuyas acciones fluctúan mucho (ideal para ganar mucho dinero o perderlo todo).

Evidentemente, a más riesgo, más posibilidades de ganar (y perder) mucho, y viceversa. Una ley fundamental.

- Análisis técnico: estudio que pretende averiguar el comportamiento futuro de un valor teniendo solamente en cuenta la evolución (gráfica) que ha seguido hasta el momento. Recomendable para los que creen en la astrología y cosas parecidas. Puede funcionar a veces en períodos cortos de tiempo. Todos los bancos, por serios que parezcan, tienen analistas técnicos en sus filas.

- Análisis fundamental: estudio que pretende averiguar el comportamiento futuro de un valor teniendo en cuenta datos sobre la compañía o tipo de compañías que representa (beneficios, posibilidades de crecimiento, etc). Es más seguro, aunque no infalible, y suele funcionar en períodos largos de tiempo.

- Beta: parámetro que mide la volatilidad de un valor. A más beta, más riesgo.

- Dividendos: parte de los beneficios que se entregan a los accionistas. A más beneficios y más dividendos, más cuestan las acciones.

- EPR: Earnings-Price Ratio, relación entre el precio de un valor y los beneficios de la compañía que representa. Esto quiere decir que si el EPR de una compañía es bajo es recomendable comprar acciones de esa compañía porque o bien tiene muchos beneficios os bien las acciones están infravaloradas, con lo que en ambos casos deberían subir de precio en el futuro hasta tener un EPR normal.

Siguiendo una especie de lógica infantil se puede llegar a pensar que si unas acciones son más atractivas cuanto cuanto más bajo sea su EPR, entonces acciones con un EPR negativo (que corresponde a una compañía con pérdidas) son todavía más atractivas. Y cuanto más negativo (más pérdidas) mejor. Ni qué decir tiene que eso es absurdo. Pero por absurdo que parezca pasó de verdad (para echar por tierra la creencia de que el mundo de las finanzas es algo serio). Durante la burbuja tecnológica se justificaba que cuantas más pérdidas tuviese una compañía de internet más posibilidades de crecimiento futuro tenía (la nueva economía, decían algunos). Al final todo se vino abajo, como no podía ser de otra manera.

- Diversificación: invertir en compañías distintas. Así disminuye el riesgo (si una de ellas quiebra no se pierde todo el dinero). Para diversificar bien hay que invertir también en sectores distintos (electricidad, telecomunicaciones, etc).

- Opción de compra: pagar por tener derecho a comprar acciones (con dinero prestado) a un valor fijo, para luego venderlas al precio del mercado. Esto quiere decir que si las acciones suben puedes ganar mucho dinero, pero si bajan pierdes la inversion. Muy arriesgado. Por ejemplo, si tienes 10.000 euros en el banco puedes invertirlos en bolsa y ganar o perder en un año un 5-10% (en condiciones normales). Pero si esos 10.000 euros los gastas en una opción de compra (que te da derecho a comprar con dinero prestado muchas más acciones de las que podrías comprar con los 10.000 euros), entonces, si el mercado baja lo pierdes todo (porque no obtienes ninguna ganancia de las acciones y todo el dinero lo gastaste en el derecho de compra), pero si sube puedes doblar o triplicar el dinero que pagaste. Se les llama posiciones cortas porque se ejecutan en poco tiempo.

- Opcion de venta: pagar por tener derecho a vender acciones que compraste (con dinero prestado) a un precio fijo. Ahora si el mercado sube no ganas nada, pero si baja puedes multiplicar la inversión. Eso fue lo que hicieron algunos especuladores hace poco con los valores de algunos bancos, que esperaban que bajasen (como de hecho ocurrió).

En resumidas cuentas, para invertir de forma segura en bolsa hay que diversificar todo lo que se pueda y hacerlo en compañías seguras y que fluctúen poco. Pero los nimios beneficios que se obtienen de esa forma hacen preferible meter el dinero a plazo fijo. Si se quiere ganar mucho dinero hay que arriesgar. Ganar mucho con poco riesgo no es posible, a menos que pase algo raro (la burbuja de las telecos o los bancos actuales) y se disponga de mucha información y tiempo libre.

6 comentarios:

Montag dijo...

Doy fe pues yo fui testigo de la recomendación de aquel barman.

Ya que estamos...¿en qué empresa tienes pensado invertir?.

No es por invertir yo también; es por, por...

Por curiosidad.

Faisotes dijo...

En Lehman Brothers :)

Montag dijo...

Pues a mí un amigo holandés me ha recomendado invertir en bulbos de tulipán.

Herodoto dijo...

Un conocido mio escribió sobre la tipología del inversor en bolsa hace algún tiempo, lo reproduzco aquí, es muy divertido:

la Bolsa se basa en la avaricia, el miedo y el “borreguismo”, pero también en muchas otras cosas. No recuerdo si tu frase la dijo J. A. Paulos (al que admiro mucho) o alguien así... Pero estoy seguro de haberla leído antes.
Esto se cumple en una Bolsa ideal y, parcialmente, en una real. Te explico con un ej. ilustrativo personal -basado en animalitos y demás seres graciosetes- cómo funcionan los "inversores" (entre comillas porque no todos son estrictamente inversores). Hay varios tipos: (clasificación personal muy próxima a la realidad)

- Elefantes: sujetos con destacada capacidad para manipular (no totalmente) la Bolsa. Una Bolsa como la estadounidense no es casi manipulable y se parece más a tu idea, pero la española puede serlo en parte... Y ése es el error del principiante: que se mete en un mercado que desconoce, pensando que todo son ovejas estúpidas y temerosas. Es un fallo típico del que tiene algunas cosas claras pero poca práctica y falta de conocimiento del mercado. Te confieso que al principio, cuando empecé a leer y a operar, pensaba como tú. Laughing Birra

- Lobos: sujetos con cierta capacidad para manipular la Bolsa. Son los que suelen desplumar a las ovejas estúpidas. Sobre todo si no son temerosas. Te podría dar algunos ejemplos conocidos por todos pero no quiero que me entrullen. Laughing Una pista: suelen tener cargos importantes en empresas privadas... Y no siempre en las finanzas.

- Buitres y otras alimañas: sujetos ágiles que basan su actuación en el comportamiento del mercado, pero que de vez en cuando pueden sacarle un ojo a un lobo o aprovecharse del tonto útil (la ovejita). Son sujetos muy importantes sin los cuales las Bolsas no funcionarían. Los lobos ya han intentado eliminarlos por vía legal en algunos países porque les resultan muy molestos a la hora de aprovecharse del tonto útil. El problema es que sin ellos la Bolsa se vuelve tan sumamente bananera que habría que cerrar el chiringuito.

- El tonto útil: un clásico Laughing. Es la ovejita. Sin él no funcionaria todo este tinglado. Para mí es el sujeto más importante de todos. Los clasifico en:
* Inteligencias fracasadas: sujetos irrehabilitables, pueden ser incluso inteligentes (aunque suene contradictorio) y triunfadores en otros campos, pero pierden siempre. Se podría decir que son un tontos "genéticos". Sad
* Inteligencias fallidas: sujetos realmente estúpidos pero, curiosamente, rehabilitables. Ante una buena terapia puede empezar a actuar correctamente o demostrar que habían sido clasificados erróneamente: vamos, que en realidad eran del grupo irrehabilitable.
El tonto útil es un sujeto muy valioso, abundante y poco cte. Suele entrar de vez en cuando a perder dinero y puede desaparecer rápidamente ante un golpe duro. Pero como hay muchos que entran y salen, el nº que permanece es muy elevado.

- Los Otros:
Como en la película. Están ahí pero no se sienten demasiado ni en las tendencias ni en las fluctuaciones de los volúmenes negociados, ya que su técnica de inversión es bte. cte. Ej. significativo.: inversor que compra cierta cantidad de acciones de “Blue chips”cada mes, para dejárselas en herencia a los hijos, etc.

Saludos.

P.D. Montag, por si no lo has visto, te he replicado una cosilla un post más abajo.

Herodoto dijo...

ah, el enlace al artículo original:

http://foro.migui.com/phpbb/viewtopic.php?p=14362&highlight=bolsa#14362

Anónimo dijo...

Ola, what's up amigos? :)
Hope to receive some assistance from you if I will have any quesitons.
Thanks in advance and good luck! :)