jueves, 10 de abril de 2008

Revolusión Bolivariana

Los niños venezolanos ya no podrán ver Los Simpson. El gobierno de Chávez ha obligado a cambiar a Televen, un canal privado de televisión, el horario de la mítica serie protagonizada por Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie. La razón, es "una mala influencia" para los menores. La Comisión de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel) entiende que no se debe emitir este tipo de contenidos en el horario infantil -de lunes a viernes a las 11 de la mañana-. La serie ya tiene sustituto, los musculosos socorristas enfundados en rojos bañadores de Los vigilantes de la playa.

Excelente decisión. Los vigilantes de la playa seguro que serán una magnífica influencia para los infantes venezolanos.

3 comentarios:

Zprisima dijo...

Dificil de entender esto que pones.Que el emperador antiyankee cambie las justas( pues son muy justas) dosis de critica social americana de los Hommer de turno, por una pasarela de sueños adolescentes americanos en plan revolución surfera, no tiene explicación Chavista posible. Les va a vender a los niños filosofia de apariencia americana y eso es algo dificil de asimilar sí tenemos en cuenta que luego se le escucha atentamente rajar de todo lo que sea capitalismo de ese, de las hamburgers, oriundo de Bush y su madre.Algo sorprendente.

De todas formas, yo recomiendo encarecidamente disfrutar de esa serie y más aùn hacerlo con ese mito de la articulación anatómica llamado David Hasselhoff.Que ya no digo de otras anatomías.
Aquí su web, un lugar de culto, al menos para mi.
http://www.hasselhoff.com/

Herodoto dijo...

Bueno, es que por un lado está el organismo regulador del gobierno, que prohibe la emisión de los Simpson, y por el otro está la cadena de televisión, que ante ese prohibición decide emitir Los Vigilantes de la Playa. No es como si el gobierno hubiera decidido por su cuenta cambiar una cosa por la otra. El resultado global es esperpéntico, pero cada una de las decisiones individuales, por separado, no (bueno, sí, pero no tanto).

Yo, antes que disfrutar de esa serie, prefiero comprar directamente el Playboy.

Zprisima dijo...

Yo pa mi que en cuanto vean los valores de la Pamela Anderson moviendo silicona en busca del naúfrago, se darán cuenta de lo que vale la barriga de Hommer.