miércoles, 26 de noviembre de 2008

La Cúpula

Hay ocasiones en que la realidad supera de largo tanto a la ficción como a cualquier ocurrencia delirante que uno pueda fabular en una tarde aburrida. Con la cúpula de Barceló, vulgarmente conocida como la Capilla Sixtina del Gotelé, sucede esto que les cuento.

Pase que la magna obra del Miguel Angel del Manguerón cueste 18 millones de euros; pase que el artistazo cobre seis millones de euros por tan magna obra y pase que medio millón de euros los hayan distraído muy cucamente de la llamada Ayuda al Desarrollo.

Pase también que el artistazo fuese uno de los intelectuales unicejos del cordón sanitario. Pase porque de todo hay en la viña del señor...

Pero lo que no pasa, y no pasa porque no puede pasar, es la opinión de dos amigos dogones del artista, Amon y Amassayu Dolo, al respecto de la cúpula...

"Cuando me muevo al mirarla me sugiere frases y diálogos. Nuestra gruta tiene raíces de árboles. Es sagrada porque allí es donde está el agua. Cuando no hay agua tenemos que hacer sacrificios de animales"

Eso la verdad es que te da que pensar sobre la conveniencia de la Alianza de Civilizaciones. Casi prefiero que me aten bien atado con un cordón sanitario a tener que aliarme con un señor que adora una estalagmita y que en época de sequía sacrifica a su gato. Llámenme intolerante si quieren, pero es que me da como reparo...

Aunque lo verdaderamente terrible de este asunto es que en realidad es un burdo plagio. La Escuela del Manguerazo, tanto su ética como su estética, no es una creación original de Barceló...

El genio creando con los grandes éxitos de Camela en su emepetrés

Manolo y Benito: precursores de tanta genialidad

No se molesten en buscar diferencias entre las dos estampas, que las únicas existentes son el disco de Camela y el trinque fino a brocha gorda.

6 comentarios:

zprisima dijo...

y mira que me gusta a mi el Barceló. El ron, me refiero.

http://www.publico.es/resources/archivos/2008/11/18/1227011055149barcelo-detalle.jpg
Mira que pasada. Esto le pones unos cuantos focos de luz condiferentes colores y queda que te cagas. No sabemos apreciar el arte.

http://es.youtube.com/watch?v=rOlyxTmDuzA

Faisotes dijo...

Lo de Stockhausen me produce un sentimiento extrano, que no sabria definir, mezcla de sentimientos contradictorios (repulsa, diversion, verguenza, curiosidad). Tal vez sea esa su intencion, quien sabe.

Lo de Barcelo tampoco esta tan mal. Otra cosa es que cueste lo que costo y que eso solamente sea capaz de hacerlo o inventarlo el.

No se, igual estamos muy viejos para apreciar el arte moderno.

Montag dijo...

O nos estamos haciendo viejos o no somos tan tontos, una de dos.

Y sí: Stockhausen es un genio.

Todavía no sé de qué, pero un genio es.

zprisima dijo...

Pues está claro Montag, es un genio de la música electrónica. Entendiendo por electrónica la utlización de una tetera, la silla de ruedas de una señora extraña, y la conjunción de sonidos en una atmosfera entrañable.

En cuanto a Barcelo,igual es que no sabemos apreciarlo es verdad. De hecho en estos casos, creo que la unica persona capaz de apreciarlo es quien lo hace. Los demás entienden lo que ven, que es nada.

Tarrou dijo...

A mí también se m ocurrió que esto era la apoteosis del gotelé :)) . Y sobre el "arte" modrno, habrá de todo, pero el arte debe ser una forma de comunicación, si se reduce a lo esotérico para un élite...pos que se haga, pero con el dinero de cada cual.

zprisima dijo...

Hay ciertas cosas que no es que sean originales, es que están alcance de cualquiera con un poco de presupuesto. A mi, que me encantan las sillas y su representación espacial, me encantaría hacer una exposición de sillas de diferentes formas en un desierto, alinearlas todas.1000 sillas diferentes, de diferentes colores, de diferentes formas, de diferentes tamaños. Hacer una fotografia desde el aire a las doce de la mañana y jugar con las sombras que proyectan. Dirás que es la mayor chorrada que se me puede ocurrir ahora mismo. Y yo te diré que sí. Pero si eso mismo se le ocurre a un tal Barcelo o Ibarrola, problablmente alguien venga y diga que eso es la visión de un artista sobrio, claro está.